La Salve (himno)

Dios te salve, María,
comprensiva por ser mujer y madre,
eres vida, dulzura y esperanza.
Dios te salve.

Entre muerte y dolores desterrados,
los hombres te llamamos;
en el valle de lágrimas, perdidos,
te buscamos.

Dios te salve, María...

Abogada del mundo,
esos ojos de paz al hombre vuelve;
muéstranos a Jesús, fruto bendito
de tu vientre.

Dios te salve, María...

Clementísima Madre,
compañera en el áspero camino,
ruega a Dios que alcancemos las promesas
de tu Hijo.

Dios te salve, María...

Tenemos 14 invitados conectado(s)