Revise la sección Liturgia, donde se han incorporado las novenas correspondientes a la Fiesta Chica 2017

 

Novena Fiesta Chica 2017 - Virgen de Andacollo

Día 2: “FELIZ LA QUE HA CREIDO”
(Ef .1,3-14 ; Lc. 1,39-45)


Hermanos en este segundo día de nuestra novena, seguimos caminando con María, la Madre del redentor y hoy lo hacemos contemplando la frase que Isabel expresa a María después de la anunciación “Feliz la que ha creído”.

El evangelista Lucas nos narra la premura con la que parte María a casa de Zacarías para encontrarse con Isabel y así contarle lo que le ha transmitido el ángel. Para que Lucas narrara este texto colocando en su centro el dialogo de dos mujeres humildes y sencillas, que departida para la época no tenían cabida en la sociedad, tiene que haber sido realmente importante para la comunidad.

La importancia la genera el Espíritu Santo que es capaz de poner en el corazón de cada una de ellas el gozo que solo viene de Dios, un gozo que tiene su centralidad en la respuesta de fe de María al anuncio del ángel y que Isabel replica diciendo “Feliz la que ha creído” (Bienaventurada la que ha creído)

La premura con la que María corre donde Isabel, es la invitación del Señor a correr anunciar a otros la Buena Noticia de que el Señor está con Nosotros, aquel que viene acoger nuestra vida para transformarla y convertirla en una ofrenda agradable al Padre.

En las palabras de Isabel esta la respuesta de toda la comunidad que mira en la imagen de María, una mujer que es modelo de apertura del corazón a la voluntad de Dios.

¿Cuántos de nosotros quisiéramos tener esa misma entrega para decir, hágase según tu Palabra y así llevar en nuestro corazón el gozo que María e Isabel nos muestran?, pero muchas veces hay obstáculos en nuestro corazón que nos impiden entregarnos con total libertad a Dios y experimentar así el gozo de su presencia en nuestras vidas.

¿Cuántos corazones tristes hay a nuestro alrededor, cuantos dolores y angustias quedan permanentes en nuestro corazón?

María nos enseña que el solo creer ya implica la bienaventuranza del Señor en nuestras vidas y que el gozo que produce lo debemos mantener con una vida conforme a las enseñanzas que nos dejó su Hijo, comprendidas en la Sagrada Escritura y transmitida por la Iglesia a todos nosotros. Esto aun en medio de las dificultades, aun en medio de los dolores, aun en medio de los sufrimientos del
día a día. Porque el plan de Dios para con nosotros, es un plan que lleva la esperanza en el caminar de la vida que nuestro sentido de la vida es un caminar a encontrarse cara a cara con Dios.

La carta a los Efesios que acabamos de leer comenzaba diciendo:
“Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien por medio de Cristo nos bendijo con toda clase de vienes espirituales del cielo”.
Este es una bendición adoptada por Pablo como una bendición pre-bautismal.
Es expresión de la bienaventuranza de Dios sobre nosotros y que desde el desarrollo del texto rescatamos algunas expresiones que nos muestran esa cercanía de Dios con nosotros:
“Nos bendijo con toda clase de bienes espirituales del cielo”
“Nos eligió por el amor para que fuéramos consagrados e irreprochables en su presencia.”
“Nos predestino a ser sus hijos adoptivos”.
Así como pensábamos en nuestras tristezas y dolores, también pensemos hoy en ¿Cuáles son las cosas en mi vida con las que el Señor me ha bendecido?
Con ambos aspectos debemos comprender que cuando ponemos nuestra vida en el único objetivo de llegar a Dios, con una entrega total, poniendo todas las cosas en sus manos. La expresión de Isabel, se vuelve expresión personal: “Feliz de nosotros que hemos creído” y María en la advocación de Nuestra Señora del Rosario de Andacollo hoy nos enseña con su ejemplo de vida como hacerlo.

Tenemos 12 invitados conectado(s)